Nachos crocantes con guacamole.

Como en toda comida mexicana no pueden faltar los nachos, así que ahí va la receta y obviamente esta también va a participar en el concurso de Lazy Blog-Kitchen Club
Para los nachos vamos a necesitar:
  • 1 paquete de rapiditas de bimbo.
  • 1 huevo batido.
  • 3 cdas. de semillas de amapola.
  • 1 cda. de semillas de sésamo.
  • 2 cdas. de queso fino rallado.
  • Aceite para la placa.

Preparación:

Cortar las rapiditas en 8 triangulos. Poner aceite en una placa de horno. Distribuir los triangulitos. Pincelar con el huevo y espolvorear con las semillas y el queso. Hornear hasta dorar.

* Servir los nachos con los dips; guacamole, diferentes quesos untables, salsa picante y crema agria (que se hace muy facilmente mezclando crema con el jugo de 1 limón y dejando reposar en la heladera hasta el momento de servir)

Guacamole:
  • 2 paltas grandes.
  • Media cebolla no muy grande.
  • Jugo de 1/2 limón.
  • Salsa picante.
  • 1 Tomate.
  • Sal y pimienta.
Preparación:
  1. En un bowl, poner la pulpa de las paltas (cortándolas al medio, quitándoles el carozo -NO TIRAR- y sacar la pulpa con una cuchara).
  2. Pelar y picar la cebolla y agregar a la palta.
  3. Agregar el jugo de limón, salsa picante a gusto y salpimentar.
  4. Procesar todo hasta que quede una textura suave y uniforme.
  5. Sacarle al tomate toda la parte húmeda y las semillas (muy importante para que el guacamole no quede muy líquido), cortarlo en cubos lo más pequeños posibles y agregárselos a la mezcla procesada.
  6. Dejar al menos uno de los carozos dentro de la preparación hasta el momento de servir, así no se pone negro.

Importante:

El tomate no se procesa con el resto de los ingredientes porque de hacerlo el guacamole perdería el llamativo color verde y se transformaría en un marrón desagradable.

Como siempre las cantidades se pueden variar a gusto. Es muy importante ir probando como va quedando la mezcla a medida que se va preparando.

Para que quede muy picante se le puede agregar más salsa, pero eso es a gusto también. Y en caso de que sea muy picante, se come un nacho con la salsa agria que lo que hace es que el paladar quede como "suave" el para volver a comer y se vaya el gusto picante.

Entradas más vistas